Deciden finalmente que las iglesias parroquiales de Roma podrán permanecer abiertas

Compartir

El cardenal y vicario del Papa para la Diócesis de Roma, Angelo de Donatis, decidió finalmente que podrán permanecer abiertas las iglesias parroquiales de Roma, a través de la promulgación de un decreto, el viernes 13 de marzo. “La infección del coronavirus se está difundiendo de manera exponencial. Es evidente el riesgo de colapso de las estructuras sanitarias, por lo que es necesario aplicar medidas para detener el contagio”, sostuvo De Donatis, al indicar que “toda medida cautelar eclesial debe tomar en cuenta no solamente el bien común de la sociedad civil, sino también el bien único y precioso que es la fe, sobre todo aquella de los más pequeños”. 

El cardenal y vicario del Papa para la Diócesis de Roma, Angelo de Donatis, decidió finalmente que podrán permanecer abiertas las iglesias parroquiales de Roma, a través de la promulgación de un decreto, el viernes 13 de marzo, después que un día antes establecieron el cierre de las parroquias y otras iglesias de la capital de Italia, frente a la crisis por la pandemia del coronavirus. Indicó que las iglesias no parroquiales de toda la diócesis permanecerán cerradas, así como también todas las actividades pastorales y que las Misas públicas seguirán suspendidas hasta el 3 de abril próximo.

Afirmó que “la Iglesia en Roma en plena comunión con su Obispo, Supremo Pastor de la Iglesia Universal, es consciente del significado simbólico de la decisión tomada con el decreto anterior”. “La infección del coronavirus se está difundiendo de manera exponencial. Es evidente el riesgo de colapso de las estructuras sanitarias, por lo que es necesario aplicar medidas para detener el contagio”, sostuvo De Donatis, al indicar que “toda medida cautelar eclesial debe tomar en cuenta no solamente el bien común de la sociedad civil, sino también el bien único y precioso que es la fe, sobre todo aquella de los más pequeños“.

“El Decreto de ayer (468/20) viene modificado, poniendo en los sacerdotes y en los fieles la responsabilidad final de la entrada en los lugares de culto, de modo que no se exponga a la población al peligro de contagio y, al mismo tiempo, se evite el signo de la prohibición de ingreso al lugar de culto a través del cierre del mismo, dado que podría crear desorientación y mayor sensación de inseguridad”, explicó. El 9 de marzo pasado, las Misas fueron canceladas, pero los templos permanecían abiertos para la oración personal y en algunos casos Adoración Eucarística y administrar el Sacramento de la Confesión. El decreto de cerrar las iglesias en Roma, el jueves 12 de marzo, se produjo un día después de que el Primer Ministro de Italia, Giuseppe Conte, endureció las restricciones para frenar la propagación de la pandemia.

Fuente: ACI Prensa.

Anterior
Obispo Conejero exhorta en Cuaresma a ponernos al servicio de “nuestros hermanos, compartiendo nuestros bienes con los más pobres”
Siguiente
Cardenal Cañizares precisó que “es la hora de la fe y de la confianza, no del miedo ni del pánico” frente al coronavirus

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

Fill out this field
Fill out this field
Please enter a valid email address.

Menu